Cómo crear atmósferas Hygge.

Consideración, estado de ánimo, confort, abrazo, bienestar,… todas ellas son palabras válidas para describir el “Hygge”, un sentimiento o estado del alma que llevan patentado los Daneses desde el SXIX, cuando quieren referirse a crear un clima acogedor, reconfortante, íntimo, protegido. Un estado placentero que gira alrededor de las cosas pequeñas de la vida, de la tranquilidad, sin pretensiones, en definitiva, un estado de felicidad de los que los Daneses están dispuestos a compartir, y que pasa por tener en cuenta una serie de ingredientes para generar esa atmósfera tan Hyggelig. Vamos a abordarlos aquí porque no hay nada que nos guste más en AROMALABORATORY que generar climas de felicidad y gozo. 



Para comenzar, uno de los elementos que más Hygge infunde, es la ausencia de luz y los puntos de luz de ambiente. Para entendernos, las velas son la puerta directa al Hygge. ¡Enciende una vela y consigue un ambiente Hygge casi instantáneo! Y aquí AROMALABORATORY tiene mucho que compartir con los Daneses, ya que siendo los primeros consumidores de velas del mundo, estos sólo las consumen naturales y orgánicas, como las nuestras. De soja y con aroma botánico, libre de tóxicos. Todos los momentos Hygge, especiales, cuentan con al menos una vela, por su calidez y por esos rincones mágicos que generan. A demás las VELAS AROMATERAPÉUTICAS AROMALABORATORY refuerzan ese estado de bienestar, ya que su aroma a partir de las plantas aromáticas medicinales, generan ambientes proactivos, relajados, vitalizantes, felices, armonizantes, etc. Cada aroma se corresponde con una sensación de bienestar. 

La casa suele ser la sede del Hygge, (aunque ya es muy habitual en Dinamarca llevar este estado placentero a cafés, restaurantes, etc)  La casa, como decíamos, es el lugar donde el Hygge toma su máximo esplendor, donde es más fácil disfrutar del aquí y el ahora, donde podemos apagar los móviles y las luces. Al encender las Velas AROMALABORATORY, se abre un universo de posibilidades del Hygge. Vamos a descubrirlo:

Prepara una tarta, hornea tus propias galletas, prepara una buena taza de te a la luz de la VELA BLACK PACHOULI de AROMALABORATORY, su aroma especiado y cálido será una perfecta luz fragante para romper con las dinámicas de la vida diaria, el ajetreo y el estrés. Siéntete segura/o iluminado con la VELA BLACK PACHOULI. Su gran formato te permitirá encenderla hasta 90h. A demás, su aroma al no ser tóxico, no contaminará los alimentos, ni intercederá de forma disruptiva en el paladar de lo que estás cocinando, todo lo contrario, lo potenciará, lo mejorará, lo acompañará, lo respetará.



Mientras disfrutáis de las delicias homemade, compartiendo este momento, donde estáis cómodos, - muy recomendada, por la guía del Hygge, la ropa de tejidos naturales: algodón, lino, lana, y por supuesto, unos calcetines gorditos, ideales para caminar descalzos sin pasar frío en los pies- encender la VELA FLOR DE FLORES porque es hora de relajarse… Su aroma de flores exóticas de ylang-ylang y vainilla salvaje de Madagascar y su luz calmante, deshinibida, muy chill out, consigue que logremos dejarnos llevar y desconectar verdaderamente. Esta es la vela más inspiradora, no os extrañe que de aquí surjan ideas geniales, que pueden ser el punto de partida de grandes proyectos. Importante: Durante estos estados de Hygge está prohibido hablar de política (esta es una regla que nadie puede saltarse) y como contrapunto, es muy recomendable: sacar los juegos de mesa, organizar una sesión de lectura, un espacio de cocina temática, observar las estrellas, programar una ruta de trekking previo a la hora del te, -esencial disfrutar juntos en contacto con la naturaleza-  convocar una sesión de Netflix, actividad que también podréis Hyggelizar. 


Una de nuestras velas más Hygge, es JARDÍN ORIENTAL, la vela de la felicidad, con sus notas de frescas flores de jazmín, envolverán la atmósfera de claridad, y vitalidad. Esta vela es tanto recomendada para momentos de entretenimiento como para momentos apacibles. 

El Hygge se alimenta de la unión, de la tolerancia, de generar un clima de igualdad, y si sentís que últimamente el corazón de la casa está muy crispado y la tribu desorganizada, la VELA BLANC, con su aroma amaderado, noble, elegante y cálido, renovará la atmósfera y la purificará, para haceros sentir que estáis en un verdadero refugio Hygge. 


 

 

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados